jueves, 19 de abril de 2018

Retroceder NUNCA, rendirse JAMÁS!

Retroceder NUNCA, rendirse JAMÁS!

¿Has considerado qué quizás no sea el plan de Dios que te cases?

Últimamente he escuchado con más regularidad la frase anterior, en ocasiones viene de algunas de mis amigas contemporáneas que como yo están solteras y parece que encuentran algún extraño consuelo en esa posibilidad, en otras viene de líderes, pastores o familiares que pretenden o bien encontrar una respuesta a la falta de respuesta de Dios o brindar respuestas a preguntas que no he formulado, como si tuvieran que dar la cara por Dios. (Y aunque no viene al tema me da curiosidad porque nunca se la dicen a los hombres)

Y como siempre mi respuesta es la misma: No, no lo he considerado ni pienso hacerlo.

Deseo aclarar que este post no es sobre soltería ni está dirigido a mujeres solteras, no, sencillamente este es mi caso, pero sé que la misma pregunta ha llegado a muchos de formas similares: “¿será que no es la voluntad de Dios que mi hijo sea sano?” O “después de orar más de 15 años de pronto no es parte del plan de Dios que yo tenga más que lo justo” o esta otra, “quizás Dios no te ha sanado porque tienes una raíz de algo que no has descubierto”. Y entonces esas preguntas hacen mella en nuestro corazón y en nuestra fe y vestidas de preguntas piadosas y santas atentan contra lo que Dios nos enseña en Su palabra, que al final es lo único que cuenta.

Y es que esas palabras como de pronto, tal vez, a lo mejor, son pequeñas pero poderosas y tienen el efecto de una gotera sobre un muro, de tanto repetirlas afectan la edificación.

Claro que entiendo completamente si un padre me muestra a su hijo de 25 años con parálisis cerebral y me dice que ha creído y orado cada día de su vida y que no parece sino que no está dentro de los planes de Dios sanarlo. Obviamente no tengo respuesta para él, como no tengo respuesta de porqué mi mejor amiga, una mujer bella, alegre y demás no ha encontrado a su príncipe azul o porque tu papá sigue enfermo cuando has orado, reprendido, creído, y parece que el cáncer ganó la guerra. Esas respuestas solo las tiene Dios.

Y ahí está mi punto, si eso sólo lo sabe El Señor, porque voy yo o cualquiera a pretender responder por Él, como si tuviera que dar la cara por un familiar que prometió algo y no cumplió, como si Dios necesitara que lo excusáramos. No, Él no necesita explicarse ni que yo lo excuse.

Llevo más de 20 años leyendo la biblia y hay dos cosas que he aprendido. La primera es que en la biblia Dios siempre muestra que sus deseos y planes para nuestra vida son buenos, porque Él es bueno y nos ama y la segunda es que lo único que Él espera de nosotros es FE.

Y con esto voy llegando al punto central: no estoy discutiendo acerca de la voluntad de Dios, es decir, obsesionarse con un sueño o una petición por encima de la voluntad de Dios, creo que debemos madurar en la fe hasta el punto de no hacer pataletas a papá para que nos de lo que queremos. Tampoco estoy hablando de hacer ayunos, oraciones a grito entero y profetizar y declarar con el fin de pretender manipular a Dios y que mueva su mano a nuestro favor; y menos estoy disertando acerca de tomar versículos fuera de contexto para hacer pretextos. No. Estoy hablando de seguir los principios de Dios, los que él nos da en su palabra. De hacer lo que a nosotros nos corresponde y dejar que Él, que es Dios, tome la decisión final.

Y eso que a nosotros nos corresponde es creer, creer que sus planes son buenos, que Él no miente y que lo prometió en su palabra es verdad y es para todos. Por Ejemplo, si Él dice que Él es RAPHA, el Dios que sana y que por las heridas de su hijo en la cruz fuimos sanados, ¿cuál es mi tarea? Creer, creer hasta el final. Si me muero enferma, al final Dios sabrá, su voluntad será hecha, pero mi tarea es creer y permanecer en esa fe, aunque parezca ridículo, aunque todos vean que no pasa nada, aunque me canse; porque eso es lo que me pide Dios. Porque al final Él podrá decir, “hiciste bien, siervo fiel, creíste en mi” o podrá decir, “no tuviste la fe para recibir tu milagro”.




Leo y re leo estas palabras antes de terminar y no se aún si mi punto ha sido claro, pero por si no lo fue, esta es mi conclusión e invitación:

No te rindas, la fe no acepta “tal vez” ni “de prontos” la fe habla de sí y amen. La fe persiste, hasta el final. La fe da uno tras otro golpe y no descansa hasta que el muro se haya derrumbado; la fe se arrastra por el desierto si es necesario, pero llega. Eso es lo que pide Dios de nosotros, eso lo mueve y lo agrada. Si aún no has visto el milagro no significa que Dios dijo no, significa que debes seguir creyendo, no pongas respuestas que Él no ha dicho como “es que aún no es el tiempo” o “hay algo mal en mí y por eso no veo respuestas”. A menos de que Él te lo haya dicho, claro está; pero si no, no busques excusas, Abraham no las buscó, solo espero y creyó.

Y pues yo no voy a llegar al cielo y que Papá me diga que me falto fe para mi milagro, ¿y tú?

miércoles, 28 de marzo de 2018

Huelo a popo

Bueno, pues la verdad es que no sé bien por donde comezar. No es lo mismo contar mis locas experiencias mientras charlo y tomo té, a escribirlas con puntos y comas, ¿cómo explicarme sin que suene raro y/o muy escatológico? pero me voy a arriesgar ya que creo que hay una buena lección detrás de todo esto.

No le voy a dar muchos rodeos, voy a  ir directo al grano: Hace unos meses olí bastante a popis. Si. Así como suena, el título de este post no es ninguna metáfora. De repente me encontré pisando excremento de perro casi una vez a la semana durante dos o tres meses. No se que pensarán ustedes en este momento de mi y mi situación; pero, yo la verdad ya estaba muy enojada conmigo misma. Sé que vivo en una ciudad en la que hay perritos en las calles y no todos recogen lo que hace su mascota, pero se estaba volviendo algo fastidioso. ¿Les ha pasado? Pisar popis, digo; esa sensación de literalmente meter la pata, sentir la vergüenza, el olor, caminar  arrastrando el pie por el césped para sacar la materia prima mas horrible que pueda haber, tener que buscar alguna ramita que ayude para limpiar bien el zapato que se convierte en un dolor de cabeza si tiene una suela con detalles como una bota, todo lo que la accion de pisar excremento implica. Es una de las cosas mas fastidiosas de la vida, mas si se convierte en una rutina. Sin embargo no presté demasiada atención al asunto más que para enfadarme e intentar caminar con mas cuidado.

Y así estaba yo en mi vida pisando popis mas seguido de lo que quería cuando un día, uno de esos normales, saqué a mi octogenario French Puddle a dar un paseo por el parque. Mi perro, (los que tienen perro me entenderan, los demás y los haters pensaran que mi perro es un cochino anormal) decidió que cierta mancha cafe, olorosa y horrible era en extremo atractiva y corrio a ella, yo claro le grité como loca sospechando las espantosas intenciones que mi perrito tenía. Pero a él no le importó nada mi autoridad y fue feliz a revolcarse en la mancha, que obvio ya saben de que era. Yo casi a punto de matarlo y morirme fui a sacarlo de su felicidad y en mi camino, ¿adivinen qué?, Pues si, pise otra caquita.



Para este punto ya se pueden reír de mi, tranquilos.

Aquí debo hacer un alto y devolverme algunos meses atrás y contarles que estaba sucediendo en mi vida y en mi lugar secreto, para aquellos que no saben jerga cristiana, lugar secreto se refiere al momento de oración que tenemos diariamente.

Resulta que muchas cosas habían salido mal en muchas áreas de mi vida, hablando con mas jerga cristiana, podría decir que estaba en el desierto, que la tormenta me estaba tragando, etc. La verdad es que llevaba un tiempo muy largo pasando por malos y dolorosos tiempos y lo peor es como lo estaba enfretando con Dios.

Creo que esto es lo mas vergonzoso que he hecho y he contado en público. Siempre he tenido una relación muy cercana al Señor, Él es mi padre, amigo, salvador, etc., así que obviamente me acerco a Él con mucha confianza. Pero después de un largo, muy largo periodo de dolor estaba cansada y empece a enojarme con Dios, mi oración se convirtió en queja y amargura. Y en algunos momentos de mis tiempos con mi Padre yo le decía: "mírame estoy toda cagadita" o "tengo popo por todas partes" o enojada alcancé a decirle "mi vida es una M#@€*". Aquí debo aclarar que no me estaba refiriendo a mis malos pasos en las calles cuando decia esto en medio de lágrimas a Dios, sino a mi situación, a mi vida llena de problemas y fracasos, etc.

Y si se preguntan por qué lo hacía, les puedo decir que esperaba su lastima, su comprensión, su ayuda, que Él entendiera la imagen que yo le quería transmitir. Trataba de ser honesta con mi Padre y decirle como en realidad me estaba sintiendo. El enojo me decía que Dios tenía que hacer algo, tenia mis ojos tan bendados...

Sé que ahora menean su cabeza con desaprobación, es lo justo.

Pero en fin, me voy nuevamente al día trágico con mi perrito, y aunque ustedes ya unieron los cabos, yo no había hecho ninguna conexión; pero me di cuenta que no podía ser "normal" andar encontrandome en mi caminar con tanta popis de perro, entonces me pregunté  cuando limpiaba a mi perro tonto ¿Será un demonio chocarrero, me hicieron brujería? Y en el camino a la lavandería canina me fui preguntándole a Dios qué pensaba Él.

¿Y qué respondió Él? Aquí empieza lo realmente bueno. No se imaginan el regaño que me dió Papá Dios. Casi lo podía ver enojado conmigo como yo con mi perro. (Lo limpiaba con suavidad pero le decía que eso no se hacía) Porque obvio esa si era una metáfora. Y yo avergonzadicima lo iba escuchando: cuando me dijo: "llevas meses untandote sola, declarando eso sobre tu vida, hundientote con tus palabras y tus pensamientos." Ahí ya empecé a entender y baje mi cabeza por pena con Él y reflexionando en sus palabras, escuchando los versículos bíblicos que Él me empezó a recordar; y luego más adelante termino diciendome: "y  lo peor hija, es que estas igual en otras áreas de tu vida. Lo que te esta pasando en tu caminar diario esta pasando en tu vida, por eso sigues estando mal" Ahí ya me dio un tremendo escalofrío y comprendí todo.

Ah??? Qué tal? Entendí que esta vez había metido la pata en serio, gracias al Señor que la saqué y no he vuelto a pisar popis desde eso, en ningún area de mi vida. Y esto es lo que realmente quiero compartir con ustedes, Gente linda, las lecciones que entendí y han cambiado mi vida y mi relación con Dios:

1. La queja y sus hermanas la amargura, la auto conmiseración, etc. No mueven la mano de Dios. Una cosa es llorar en su presencia para soltar el dolor en sus brazos de amor y otra pretender manipular a Dios para que sienta lastima. Dios espera fe y confianza de nuestra parte no lamentos con doble intención. Hebreos 11:6; Jeremías 17:7.

2. Lo que hablo y lo que pienso tienen poder. Mis palabras y pensamientos moldean mi vida. Proverbios 23:7; Mateo 12:36; Proverbios 18:21

Si hoy estás mal y vienes así hace algún tiempo, en una tormenta de la que no logras salir, quizá debas analizar lo que estás pensando, cómo hablas internamente y a otras personas de tu situación, qué estás declarando sobre tu vida, cómo te estás acercando a Dios para pedir su ayuda. Recuerda que cuando los discípulos se asustaron en la barca en medio de la tormenta y Jesús estaba dormido, cuando lo despertaron con gritos de miedo y desesperación, Él no reaccionó con un "pobrecitos", Él les reclamó porque esperaba que ellos pusieran en practica su fe y lo que Él les había enseñado, Mateo 8:23-27. Jesús espera nuestra fe. Qué le hablemos a la tormenta, porque sabemos que Él está ahí con nosotros, aunque parezca que duerme, Él no nos deja y Él tiene el control, no la tormenta. Entonces, te animo a que te levantes y ores de forma diferente, que tomes la decisión de sacudirte todo eso feo que has pisado y que te ha cubierto de olor a queja, tristeza, duda, etc.




sábado, 17 de marzo de 2018

Los PERO de Dios (los otros PERO de Dios)

Muchas veces he escuchado predicas y mensajes acerca de los PERO de Dios, ustedes saben, esas veces en que todo esta saliendo mal y de repente Dios hace un milagro, un cambio, algo que transforma nuestras circunstancias.

La biblia está llena de esos PEROS...
  • Estábamos muertos por nuestro pecado PERO Cristo vino y nos dio vida
  • Faraón persiguió al pueblo de Dios PERO el Señor abrió el mar y los destruyó
  • Podemos estar perseguidos PERO no derrotados

Todos conocemos y amamos esos PEROS, Dios es experto en ellos y los escuchamos en cada uno de los testimonios de nuestra vida...
  • Mi papá fue diagnosticado con una enfermedad terminal PERO Dios lo sanó
  • Fui soltero por 48 años PERO Dios me trajo a esta hermosa esposa y somos más que felices
  • Estuve en drogadicción  por 20 años PERO Dios me liberó de esas cadenas

Dios tiene un PERO para cada circunstancia de nuestra vida. Es verdad y maravilloso.

Pero, creo que hay otro PERO, uno que Él ama decir, el otro PERO de Dios.

Para llegar a ese PERO quiero que nos contestemos primero esta pregunta: ¿Qué pasa cuando no escuchamos esos PEROS de los que recién hable y que hemos estado esperando por muchos años? ¿qué decimos cuándo esos PEROS parecen estar en la vida de todos menos en la nuestra, cuando necesitamos nuevos PEROS pero no ocurren. Muchos optamos por enojarnos con Dios y sacarle nuestros PEROS, los que la desesperación habla a nuestra alma.
  • Tu prometiste PERO no cumpliste
  • Ves mi dolor y situación PERO no haces nada
  • Ayudas a todos PERO a mi me olvidaste

Estos PEROS son los que brotan de nuestro corazón confundido, cuando nuestros oídos han dejado de escuchar la voz del buen pastor y hemos quitado los ojos de Jesús para ponerlos en nuestro ombligo y nuestras necesidades; las reales y las que el mundo nos hizo adoptar.


Sin embargo, si en lugar de quejarnos y explotar con nuestros propios PEROS adoramos con el amor que se aferra y cree podremos escuchar el otro PERO de Dios. Es un PERO apenas susurrado, no es un grito de poder sino una canción de amor; ahí en medio de las lagrimas de la espera interminable podemos escuchar a Papá diciéndonos:"Tu eres mi PERO"

"Sé que estás cansado y frustrado, aún así no has corrido ni huido, veo como te aferras a Cristo en medio de la tormenta, a pesar de todo sigues aquí esperando y soplando las cenizas de tu fe para que se avive una vez más, por eso TU ERES MI PERO." "Porque han venido tus enemigos y acusadores y te han señalado y yo puedo decir con orgullo: <PERO él todavía sigue aquí, a mis pies; y me sirve, y espera, y me cree. PERO su corazón me busca, su alabanza no cesa y su oración persevera>." 

Tu y yo sabemos que la vida tiene y tendrá dolor y dificultad, pero que al fin y al cabo la meta no es obtener lo que queremos en la vida, la añadidura no es el objetivo, ¡el cielo lo es! Seguir a Jesús por la eternidad es el propósito de nuestras vidas, para lo que vivimos, por eso seguimos aquí y por eso como Job podemos ser los PERO de Dios.

Job 1:22 "En todo esto Job no pecó ni culpó a Dios".  Estos son los peros que Dios ama decir, los otros PEROS, los que con orgullo de padre Él alardea frente a sus enemigos. 

martes, 14 de marzo de 2017

¿Por qué los cobardes no van al cielo?


"Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican artes mágicas, los idólatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Esta es la segunda muerte". Apocalipsis 21:8.


Hoy pensé mucho en este versículo, y en por qué detesta Dios la cobardía tanto. Ser cobarde y temeroso no parece tan grave después de todo, no como para ir al infierno por eso. ¿O no?

¿Y qué es cobardía? El diccionario nos dice que la Cobardía es : Miedo o falta de valor ante situaciones difíciles o peligrosas y que anula por completo el valor; y la palabra viene del francés que aludía al momento en que el perro mete su cola entre las patas.




Y qué hace tan horrible a la cobardía? bueno, la cobardía es una mascara y una excusa para el egoísmo y el orgullo. Por cobardía un soldado deja que sus compañeros sean acribillados y un novio se queda con el corazón roto en el altar. Por cobardía un padre deja su familia y destroza a sus hijos y por cobardía un ebrio arruina su familia. La cobardía en realidad es algo inmundo y atroz. La cobardía impidió que los compañeros de Josue y Caleb conquistaran la tierra prometida y llevó al pueblo de Dios 40 años por el desierto. La cobardía nos impide tomar las bendiciones de Dios y tener una vida plena en Él. 

Creo que una de las cosas mas feas de la cobardía es que la queremos disfrazar de humildad, la cobardía tiene ojos de cordero degollado y de "ténganme lastima", "pobrecito yo", "no soy capaz, soy débil" y Dios en realidad detesta eso, porque eso no es lo que ÉL quiere de nosotros. Él no nos hizo para ser cobardes: "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio" 2 Timoteo 1:7

Además, los cobardes creen que pedirle perdón a Dios en silencio es suficiente, y siguen así su vida, dejando cadáveres a su al rededor. Si yo miento, pido perdón a Dios ¿y? y digo la verdad. Si robo, pido perdón ¿y? devuelvo lo que robe, pero la cobardía no restituye, y entonces no cambia, es un pecado silencioso y agazapado. Para salir de la cobardía hay que restituir, pedir perdón y ser valiente, afrontar las consecuencias y asumir el dolor. Esa es la única manera de quitarnos ese pecado de encima.

No es fácil, pero si es de valientes. Y es que seguir a Dios no es de leer la biblia e ir a la iglesia solamente. Es de actuar, de afrontar nuestros miedos y cambiar, de hacer lo correcto. "No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica." Santiago 1:22




Por eso los cobardes no van al cielo.

miércoles, 14 de enero de 2015

Jesús

Jesús no es el del crucifijo que en ocasiones nos pintan, El resucitó, está vivo y es magnifico y poderoso, mas bello de lo que podemos pensar, venció la muerte y es asombroso!



jueves, 24 de julio de 2014

drogas, sexo y rock n' roll

 wow!!! fama, poder, dinero, diversión....... felicidad???
¿Qué película muestra la mañana siguiente?
La resaca de la traba y la soledad de saberse no amado por el que conoció tu cuerpo, las notas fabulosas de una música vacía???

El mundo no da lo que ofrece y muchos lo han aprendido de la manera difícil... aun hoy siguen habiendo tontos que prefieren sufrir y ser cadáveres que respiran a reconocer que la basura entre la que viven no vale la pena.

Hey! hay otro camino, uno real, hay otra vida, una genuina, hay otra verdad, la que es... Jesús dijo: "yo soy el camino, la verdad y la vida"... (jn 14:6)

No sé por que la gente no lo entiende o lo distorsiona... Jesús es la droga que lo sube a uno y lo deja allí, el amor que no usa y solo da, la música que se derrite en las venas y da ritmo interminable a los pasos que caminamos... el si es felicidad...


Siempre me ha sorprendido esa parte de la biblia que habla del perro que vuelve a su vomito... y la canción de la banda ochentera Guardian que habla de zombies y ovejas que van al matadero, ciegos por seguir las ideas del mundo que los destruyen... (prov 26:11)

Alto!!! mira y entiende de una vez por todas... cómo te sientes? eres feliz? date un chance...

Cristo es vida, amor y rock n' roll.

viernes, 7 de marzo de 2014

Anventuras de una chica en la ciudad... 1


Amanda se levantó con algo de ansiedad y tan pronto se quitó las cobijas de encima corrió a ver si el horrendo grano que tenía en una de las esquinas de su frente seguía allí. Tun tun tun, allí estaba, peor que el día anterior pero no tanto como para ser extraído; este iba a ser uno de esos días.

Luego de ahorcar a la Amanda que la miraba desde espejo, por tener esa cosa grande, roja y altanera, se dirigió al refrigerador, comió algo de fruta y entro en la ducha. "Señor te pido que pase inadvertido y que Sonia no lo note", fue la oración que hizo mientras el agua le enjugaba su cabello castaño cobrizo, resultado de un tinte hecho en casa; a los treinta y dos años Amanda no se podía permitir parecer un unicornio, aunque en realidad lo que más le estresaba eran los comentarios que su Jefa le haría.

-Oh! pero qué tenemos aquí -dijo Sonia ruidosamente al ver a Amanda-Querida no tienes problemas de autoestima, eso es seguro, yo en tu lugar me hubiera reportado enferma -y rio como si bromeara, aunque todos sabían que Sonia nunca bromeaba.

Que b... Amanda no terminó su pensamiento, no caería en la trampa de insultarla, ni siquiera en su mente, sin embargo lo que hubiera deseado, lo que siempre deseaba era poder tener alguna respuesta rápida y elocuente que la hiciera salir dignamente de la nube de humillación en que Sonia parecía meterla con sus comentarios, después de los cuales había que sacudirse y comerse algún dulce para poder seguir con el trajín del día. Cuando Sonia se fue Amanda saco su espejito de carey del bolso y se cercioró de que su temporal mutación no hubiera crecido, de alguna forma la burla de su jefa la hizo sentir como si tuviera una cabeza extra y al guardarlo saco un pequeño chocolate que comió con los ojos cerrados pensado en que con la ayuda de Dios todo saldría bien.


Qué pasará con el grano de amanda? terminará poniéndole un chinche en la silla a su jefa? no te pierdas la continuación de esta historia, solo aquí en el blog de freaks cool blessings